lunes, 2 de enero de 2012

bordando


Hace unos días os hablé de mi escuela de bordado. Una de las técnicas que he tenido que hacer en la escuela es el bordado llamado silk shading. A esta forma de bordado también se le llama pintar con aguja e hilo, ya que el resultado parece una fotografía o ilustración; es una técnica muy laboriosa, ya que son muchas y muchas horas bordando, pero el resultado es increíble.
Los inicios del silk shading se sitúan en China, conocida por su gran producción de seda a lo largo de la historia, y allí se han encontrado bordados con esta técnica de hace más de dos mil años. Poco a poco  se fue introduciendo en Europa a lo largo de la Edad Media y con los siglos se fue popularizando gracias al comercio con India y China, que hacía más asequibles los materiales.
Para mi proyecto de silk shading escogí como punto de partida una ilustración de Basilius Besler. Utilicé hilos mouliné de algodón y fue muy importante la forma de combinar los hilos para conseguir un resultado lo más realista posible. En las fotos se puede ver un poco el paso a paso de cómo bordé el tulipán y el resultado final después de mucho trabajo...




5 comentarios:

Corto Metraje dijo...

precioso!!

IFeelCook dijo...

Pues sí, el resultado es espectacular. Te ha quedado muy bonito :)

ameskeria dijo...

Madredelamorhermoso qué preciosidad!

domingo de invierno dijo...

muchas gracias! me alegro que os guste.. :)

Isangel dijo...

Es una verdadera obra de arte. Mis mas sinceras felicitaciones, y gracias por compartir parte de su historia.

Saludos